11 de agosto de 2017

Cuando no hablo, estoy muerta

El ni siquiera se va a imaginar que llore detrás del ordenador, que aunque unas letras frías e inhumanas no acentuaron la tristeza de mi rostro, el asombro de mi mentón y mis ojos que pronto se cristalizaron pero estaban ahí, esperando una respuesta que viniera de la mano de un gesto tierno y una pizca de sacrifico, pero no… en lugar de todo eso recibió un “estoy agotado, me voy a descansar” no leíste mis saludos hermosamente afectuosos como un “espere todo el día por ti, para hablarnos de amor y de añoranza para solo recibir un, ¿<nos vemos mañana>?"…

    Imagina como llora mi corazón al sufrir la desilusión de dos minutos a mitad de la noche, con la cafeína en mi sangre para aguantar y charlar un largo tiempo contigo y después de 16 horas seguidas despierta, para tener que pasar otras agónicas 16 horas despiertas al rato y solo reciba a cambio dos diminutos minutos.

    No me molesta ser la que de más, me entristece ser también la que más aguante… creo que no nos estamos dividiendo bien tareas, creo que estamos en un nivel diferente, creo que no hacemos un buen equipo… y no te pienses que me es fácil aceptarlo, estoy padeciendo la verdad. Pero debo mentirme, yo mi única institución que puede elegir serme leal, ¿me mentiría?, diría que lo analizado ¿está mal?...

    Debo concluir con total desacuerdo del corazón... cerrar el caso, dar por terminado el proceso y entrenar de nuevo la lealtad de mi traicionero corazón, para buscar un candidato dispuesto a seguir el paso…

10 de marzo de 2017

A mi único lector

¡Hola!

Podría decirse que sólo para ti escribo, pero también lo hago para mi misma de manera pública. Aunque regularmente tengo un promedio de 30 personas pasándose por aquí, nada me asegura que lean lo que escribo.

   Sin embargo, tu siempre me haces saber que estás aquí, no sé si sólo te simpatizo y por eso me regalas un like a mi escrito, o es que me vez tan patética haciéndolo para mi misma que me regalas esa presencia… tu presencia.

   No estoy segura si nos conocemos o no, pero quería dejarte saber que si noto tu asistencia puntual y además la agradezco.

   Soy una loca, que no escribe nada bien, pero que quiere decir tantas cosas. A veces mientras viajo pienso en lo que quiero decir aquí (y nótese que no por eso debí estudiar literatura, no nada de eso). Cambio de opinión tantas veces, pero es que tampoco quiero ser de las aferradas que aún con pruebas sigue a su orgullo pensando lo mismo como un vil dinosaurio tan ancestral y retrógrada. Y con eso te das cuenta que también suelo equivocarme mucho y todo eso se ve reflejado a lo largo de este espacio con mis publicaciones.

   Pues bien, hoy te vi como siempre en ese like y decidí ofrecerte estos párrafos porque quiero que sepas que si te noto, y quiero retribuir los gesto de amabilidad y  dedicárselo a mi único lector. Espero que hoy se note tu presencia con un comentario que me haga saber que no estoy loca y que si estás ahí, detrás de la pantalla leyendo mis más locos y enredados pensamientos, espero que por lo menos alguna vez haya provocado un sentimiento con algunos de mis escritos, ya sea un brote cómico, triste, de reflexión o ya de plano de risa involuntaria, de esos que dan pena ajena por lo que se escribe.




   En fin, querido lector, aquí estoy… ¡que pases buenas noches! :)

2 de marzo de 2017

Ciudadana del mundo

No te enorgullezcas de ser feminista, la clave no está en defender los derechos de las mujeres siendo feministas, o de los hombres siendo machistas. ¡NO!

No te levantes el cuello diciendo que eres ateo, no se trata de despotricar contra los que no tienen las mismas creencias que tú, al fin y al cabo todo el origen de nuestra existente redunda en teorías, hasta la fecha nadie lo sabe con exactitud.

   No pienses que eres la hostia del mundo por ser estadounidense, ni siquiera tu genoma dice que sea la raza más chingona del mundo, tampoco estás exento de enfermedades y mucho menos de la muerte. ¡Para allá vamos todos!

   ¡No!, que escuches heavy metal o seas trovadicto para nada quiere decir que tengas el mejor gusto del mundo y que tu música sea la mejor, naque que ver… lo único que indica, es que tienen un gusto particular, que no está mal, pero tampoco es lo mejor del mundo, ¡es solo un fucking gusto!, no hay un catálogo de música que diga que gusto es el mejor y aunque lo hubiera estaría tan errado y basado en estereotipos.

   Aunque hay personas obesas que dicen amar su cuerpo por sus curvas, te apuesto lo que quieras que si pudieran renacer en personas esbeltas, no lo pensarían dos veces y lo harían, por eso no debemos juzgar a las personas por su apariencia pues no sabemos que batalla estén librando detrás de esa mascara de sentirse bien.



    Comprende y respetas las opiniones aunque estás vayan en contra de las propias.

 Estoy cansada de ser ciudadana mexicana y a su vez tener guerra en mi propio país con diferentes estados. Estoy harta de luchar contra los hombres y a su vez, tener que luchar contra las feministas. Estoy hasta la madre de escuchar pelear a los creyentes contra los ateos y a su vez tener que oír de guerras entre religiones o entre los mismos ateos con pensamientos diferentes. Estoy tan pero tan exhausta de ver comentarios negativos contra algunos géneros de música y entre ellos mismo declararse en guerra.

                                                ¡YA BASTA!

   No tenemos que salir a las calles para proclamar un mundo mejor, lo podemos hacer desde la comodidad de nuestras casas cambiando nuestra forma de pensar y ver las cosas…

   No busquemos más grupos en los que encajar, no pongamos más fronteras en nuestro planeta, no llevemos la pesquisa de pertenecer a un sitio, cuando pertenecemos a este lugar, TODOS Y CADA UNA DE LAS PERSONAS, ANIMALES, PLANTAS, HONGOS, BACTERIAS Y PROTOZOARIOS… generalicemos, suficiente tenemos con los 5 reinos de los seres vivos. Seamos ciudadanos del mundo, admiremos nuestra belleza en todos los sentidos, seamos empáticos con los del genero opuesto, seamos un solo grupo unido, para alcanzar el éxito de nuestra especie y dejemos vivir y crecer en libertad de pensamientos, con respeto y cuidado a todas las criaturas que habitan nuestro planeta con equidad.


¡Hoy no soy una mujer obesa agnóstica mexicana que le gusta la trova de Fernando Delgadillo!, hoy sólo soy una ¡ciudadana del mundo!

21 de febrero de 2017

Defecar fuera del hoyo

No sé qué me defeca más, si los fanáticos religiosos que a huevo quieren que uno piense como ellos, o los ateos que se sienten superiores solo por el único hecho de ser ateos.

Todos tenemos la libertad de profesar la religión que queramos o no profesar nada si así lo decidimos, pero cada quien debe respetar las creencias individuales y no querer imponerlas como una doctrina.


Los religiosos (no todos) se escudan en que hay solo un Dios universal (cada quien en su rollo creen en el de su país de origen, llamese Jehová, Alá, Buda étc.) pero ¿qué tiene de malo que crean eso? Es tu libertad de elegir lo que mejor te parezca. Desde el principio cada quien usa su libre albedrio, eligiendo su ropa, su color favorito, su compañero de vida, la elección de hijos, la comida que más le guste (aunque últimamente, también hay controversia por eso), ¡es tu elección! Lo malo recae cuando  te dicen: ¡tu color favorito no debe ser el azul, te tiene que gustar el rosa porque eres mujer y ese color es de las mujeres! O, ¿por qué le vas al américa? ¡Debes irle a las chivas porque eres de Jalisco!… no ps no, esos ejemplos suenan tontos porque son tontos, (aunque si haya algunas personas que piensen así). El problema es que nos juzguen el estilo de vida que no hace daño a nadie pero que no es igual al de la mayoría, el problema es que nos imponga un Dios, el problema es que por no tener una creencia  nos tachen de satánicos solo por no ser religiosos, creyentes ó no compartir la misma religión.

Ahora, los ateos dicen ser más listos que los religiosos, solo porque todo indica que somos seres asarosos, es decir que somos una coincidencia de la naturaleza. Resultó que la tierra está en un lugar privilegiado donde florece la vida y es por eso que existimos… fin. Ellos dicen que Dios es una invención del hombre para de alguna manera estar sometidos, o asustados en algunos casos; ¡si no te portas bien Dios te va a castigar! Los ateos sienten cierto grado de superioridad, (tampoco generalizo pero con los que me he encontrado han resultado ser de este modo que describo, aunque tengo la esperanza de que no todos sean así) solo por no estar sometidos a esas doctrinas, pero lo que más me consterna (desde mi muy particular punto de vista) es que su inteligencia decae cuando su opinión pasa de ser un punto de vista a imponer sus comentarios, a tratar como tontos, a sentir lastima con desden a los que no comparten sus ideas, a toda persona que diga creer en Dios (digo en Dios y no en una religión), solo sus comentarios sus ideas son las acertadas, las correctas. Están son las personas que critican una creencia, incluso tu ortografía y tu redacción.

Ni uno ni otro resulta ser el más acertado, yo solo veo personas tercas, necias, que no tienen empatía, y esos seres “superiores” que muestra algunas doctrinas o incluso la ciencia, terminan siendo un mal chiste, todos contra todos y lo único que pasa por mi cabeza es no querer estar en ninguno de esos dos bandos.

Porque aunque en la naturaleza, todo indique que no hay tal Dios, no es algo que este comprobado y eso es lo mágico en las estadísticas… que los hechos aleatorios pueden o no ser ciertos y todo recae en la opinión propia y las creencias individuales.

Que genial sería que cada quien viviera el estilo de vida que quisiera sin criticar ni juzgar a nadie; que súper sería no identificarnos como agnósticos, como creyentes o cristianos, judíos ó católicos, sino con el solo hecho de identificarnos como personas, signifique que queremos vivir en paz, en armonía, no importando la religión o cultura que tengamos… pero eso es un sueño todavía muy lejano de cumplir, mientras tanto Facebook está repleto de estos dos bandos y ya no puedo evitar torcer los ojos cada que veo a un conocido con estos dotes de superioridad (y digo superioridad y no pensamientos).



Creyente: yo creo en un Dios Todopoderoso creador del cielo y de la tierra
Ateo: ¡ah! ¡que bien!
Creyente: ¿crees en Dios?
Ateo: Mis pensamientos y mi ideología, lo que he estudiado me lleva a creer que Dios no existe
Creyente: ¡ah! ¡que bien!


Fin

14 de noviembre de 2015

Antievolución

¡Ay como me molesta no ser evolucionada o en su defecto, adaptada!

No soy prueba de que seguimos evolucionando ¿por qué? Porque hace ya casi un año comenzaron a salir las ineficientes (en la actualidad) muelas del juicio. Yo me pregunto ¿para que chingaos salen a estás alturas de la vida?, ya no las necesitamos, nuestra dieta  ya cambio (a no ser que seas hipster), ya no sólo comemos frutos, hierba y semillas duras con los que  antes se le destruían los molares a los antiguos pobladores de la tierra. Nuestro cuerpo debería estar al tiro y decir, ¡ay, yo iba a salir, pero realmente ya no me necesitan así que mejor no!, y ahora lo único que provocan a parte de la incomodidad y el dolor, es la anti-estética dentadura, ya que recorren los dientes existentes encimándolos unos con otros. ¡Qué triste por los que se la pasaron toda su adolescencia con braques! porque se enfrentan a que estas inesperadas muelas arruina vidas y arruina todo; a no ser que vayas al horrible dentista y te los quiten, pero bienvenido dolor para ese procedimiento.



Ahora, si ya probaron el punto de que no soy evolucionada, ¿por qué razón ya no puedo estar de pie por mucho tiempo, como nuestros ancestros?, o sea la cosa es joderte… y es que quiero ponerme productiva en las labores del hogar y no pasa mucho tiempo y ya me duelen mis pies, ¿qué les pasa? En vano tanto callo horrible para dar fortaleza y evitar cortaduras, y como dice Franco Escamilla, “me pudre, me castra, me laxa, me excrementa estás situaciones”.

Y pienso, “bueno pero debo estar bien evolucionada en otros aspectos importantes, tal vez mi sistema digestivo es una chingonería y ya se adaptó a las comidas rápidas, tal vez, solo tal vez, ahora yo digiero rápido y por más grasas, carbohidratos, azúcares y demás cosas que ingiera mi cuerpo, que difiera a lo que nuestros antiguos pobladores comían, este ya sabe que es el pan de cada día y no hay ningún problema, así que es bien eficiente y convierte el exceso en bueno, lo malo en bueno y lo mínimo en bueno, y el resultado un cuerpo atlético y sano”… ¡Ja-ja-ja! Pero resulta que es un vil sueño, una esperanza, una broma de mal gusto y para compensar a nuestro antievolucionado cuerpo, debes simular ser un nómadas que hacían largas caminatas, pero como no hay tiempo, ahora debe ser corriendo, trotando, alzando los pies, presionando unas 10 mil veces el abdomen, agachándote 50 mil veces más y ¿por qué no? apretando los glúteos otros 40 mil veces y un sinfín de formas chistosas todo para simular el antiguo entorno que ya se extinguió que ya no existe y de esa forma, eliminar nuestro exceso de mesoglea, mesénquima y demás, mejor conocida como “lonja”.

Si “Lucy” (el Astrolopitecus afarensis) se hubiera enterado (y si lo hubiera entendido) de las situaciones actuales en las que vivimos, yo creo que preferiría vivir sin iphone 6s y sin wifii. Si supiera que su prolongación de boca se corregía con una cirugía estética y el calor se conseguía en Prada además de la existencia de tampones, creo que posiblemente lo reconsideraba, pero lo definitivo sería cuando se enterara que en  México se encontraba Enrique Peña Nieto (aunque ella era de Etiopía), entonces hubiera preferido seguir siendo el primer resto fósil clave del eslabón de la evolución del ser humano…

Sin embargo yo (el burro por delante), nosotros… ustedes, seguimos aquí, inadaptados, odiando que la evolución se de en lapsos muy largos y dado a ese hecho sigamos siento anti-evolucionados.

Fin

5 de noviembre de 2015

Milagro

Yo si creo en los milagros.


Y no es que crea en el como algo que mágicamente aparece porque sería creer en la palabra "automático" que como buena técnica en computación sé que eso no existe. Ya que “automático” (y los programadores estarán de acuerdo conmigo) denota un complejo proceso de programación que hace que una acción suceda, solo que todo eso está detrás del telón y hace ver que la palabra “automático”se defina en la RAE como un mecanismo que funciona por si solo y sea muy fácil de utilizar.

Los milagros son algo parecido, solo que los vemos tan cotidianamente que ya no nos sorprende.

Es un milagro que podamos respirar el aire de este planeta. Hay ocho planetas en esta galaxia y muchos más en otras, sin embargo los estudios revelan que el nuestro está ubicado en la posición exacta para tener días perfectos, climas perfectos, para poder respirar el aire que tiene. Que sea casual no significa que deje de ser un milagro; solo nuestro cuerpo está hecho tan perfectamente, esta tan bien organizado con millones de células especializadas para diversas funciones, tenemos una coordinación tan maravillosa con nuestro cerebro para poder tener funciones motoras y para expandirlo aún más. Es una cosa impresionante lo que la sangre recorre, lo que el hígado procesa, incluso la razón de cada vello de nuestro cuerpo y ni hablar del maravilloso milagro de la vida. Que hallamos descubierto como funciona, que cosa involucra, no quiere decir que deje de ser un milagro… claro que los milagros existen, solo que la ciencia explica la ruta de cada uno, que por cierto, no son nada fácil... y para muestra las rutas metabólicas.


1 de agosto de 2015

Besaré el suelo

Es bien chistoso que cuando te siente muy entusiasmada con algo, muy animada a ser feliz, a verte bien, a gustarte sin criticar tu cuerpo ni tu ser, pasen cosas desafortunadas. Ha sido un año como pocos, un tiempo muy difícil, no comenzó bien e intenté mentalizarme que no sería el inicio de un año difícil, que sólo fue una prueba que superamos muy bien, pero no sucedió así.

Al comienzo de este 2015 unas personas nos hablaron para decirnos que mi papá había muerto, una de mis peores pesadillas se hacía realidad, el solo escucharlo congelo mi mundo, pero afortunadísimamente sólo fue un mal entendido que dejó un horrible sabor en mi boca. Cuando vives lejos de la familia es imposible dejar de pensar que algo así puede suceder y que tal vez cuando te despides de ellos sea la despedida final, la última vez que los veras con vida, sé que suena extremista y muy pesimista que no debería dar cabida a esos razonamientos, pero a veces es inevitable y sé que ellos piensan lo mismo cuando se despiden de nosotros.

Aunque fue una mala pasada, era el inicio de cosas calamitosas y uno como guerrero de la vida poco a poco se siente desganado, desgastado, con unas enormes ganas de tirar la toalla. Poco después muere un amigo al que tenía mucha ilusión de conocerlo mejor, fue una perdida invaluable, muy joven, con mucho camino por delante, la pesadilla comenzaba. Una y otra cosa sucedía, uno y otro error irreparable cometía, pésimas elecciones me acechaban. Al paso de los meses, sentía que me desmoronaba, debí ser un polvorón.

Mi abuelo, mi chatanuga ya no está con nosotros, hoy descansa en la muerte y las cosas no parecen estar en su sitio. Yo que amo la monotonía de las cosas buenas en sus mejores tiempos y de pronto todo tiene que cambiar. Me siento como el intro de la canción besare el suelo otra vez, “cuando más bella es la vida, más feroz es su zarpazo, cuantos más frutos consigo, más cerca estoy de perder”.

Simplemente es ¡uff!, no hay unicornio, me faltan vidas para el juego, hay días buenos y malos y de verdad quiero que las cosas cambien y ser valiente levantarme, limpiarse el polvo y continuar con proyectos porque ¿qué me queda? ¡Ser feliz! Es lo único que me queda, otros tendrás otras opciones pero la mía es así de simple y aunque suena muy quejumbroso lo que escribo, pero no tengo miedo a decir lo que no me gusta y esto no me gusta, sin embargo no se vale ser un agachón y vivir una vida de pena o peor aún, no vivir nada por elección, ¡no! Ni pex, hay que chingarle y chingarle bien.



Me pregunto, tal vez cuando muera alguien se entere que yo escribía un blog con mis pensamientos (me refiero a la familia o a personas que me quieran o estimen) y mientras lo hacen sientan que escuchan mi voz, y entonces lean todas mis entradas en el blog una y otra vez, porque de esa forma me sientan vivan, me sientan cerca, y al mismo tiempo incrédulos ante el hecho de que ya no estoy ahí, y que tal vez nunca me vuelvan a ver, justo como yo siento a esas personas ahora, ¡no lo puedo creer ya no están aquí!... mientras tanto estos escritos se quedan en la nube, con otros miles de millones escritos más en la red, mientras tanto yo siento un año difícil, y un miedo a que continúen las cosas por este rumbo… 

24 de abril de 2015

Lo justo sería arrancarme los ojos... pero entonces, ¿cómo vería mi reflejo?

¿Quién, siendo una persona que se ame, podría arrancarse un brazo o una pierna?

¿Quién, siendo una ser humano pleno y consiente de la vida, podría convertirse en su peor enemigo?

Pareciera que te encontrabas sonriendo, colocaste tu antebrazo en tu boca, apretaste fuerte y arrancaste un pedazo, segundo después dejaste de sonreír, dijiste ¡auch! ¡Duele! comenzó un dolor tan agudo que el llanto pronto hizo acto de presencia y por el dolor comprendiste que no debiste hacer eso, que forma parte de ti.  

Siento como si hubiera arrancado con mis propias manos mi alma, o un pedazo de mi cuerpo, siento como si hubiera estado inconsiente de lo que hacía y tan pronto como desperté vi la locura ensangrentada en mis propias manos. Como si yo fuera el enemigo del que había que cuidarse.

De pronto todo era gris. Había lacerado las ganas de vivir de las que antes rebosaba y ahora se encontraban en cenizas, una ciudad en ruinas que ignoraba la catástrofe que se avecinaba, una decisión que cambio totalmente la vida en muerte.

Los venenos de las serpientes eran historia con este nuevo hecho, yo era mi propio y más letal toxina que emanaba rápidamente mis venas principales y tomaban una carrera a mi corazón.

Este dolor de destierro de mi propio cuerpo parecía una locura interminable, estaba al borde de la demencia, no entendía como había sido capaz de hacer semejante barbaridad, era una pesadilla de la que jamás despertaría.

Arrancar una semilla con raíces del suelo que lo haría florecer, y aunque plantar una nueva sería la opción, yo quiero la que estaba primero. Entonces ¿Por qué la desprendiste de su hogar de sus nutrientes? jamás regresará, jamás será la misma, así plantes miles, jamás será lo mismo…


Los días jamas volverán a ser iguales... el infierno comenzó…



9 de abril de 2015

Tan puro como mi unicornio

Cuando recién escuche esa famosa canción de Silvio Rodríguez (y cuando digo "famosa" me refiero entre los amantes de la trova), en aquel entonces yo apenas estaba conociendo y apreciando verdaderamente ese género de música y esa canción me parecía un poco chocosa, lenta y repetitiva no me gustaba, pero a decir verdad, no la entendía, no la sentía.

Hoy después de tantos años, y después de algunos ayeres que ya la había aceptado y en cierta parte entendido, hoy por fin la siento, la lloro, y no evito cantarla tan afónicamente con un nudo en mi garganta.

Tan puro como un unicornio, tan sagrado como este ser mitológico, tan conveniente que sea el color de mi preferencia, tan lindo y tan inocente... ¿quién pudiera derramar la sangre de aquella sagrada criatura sin que pierda el alma?



Mi unicornio azul, ayer se me perdió, y aunque tuviera dos, yo sólo quiero aquel... mi unicornio azul se me ha perdido ayer... ¡se fue!



"Las flores que dejo, no me han querido hablar"


20 de enero de 2015

Mi Batalla Naval

Recuerdo que cuando incursione en este basto mundo de una cosita llamada Internet, mi primera cuenta de correo electrónico la abrí en latinmail (creo que ya ni existe ese portal). Y en esa misma página me la pasaba horas y horas en el chat, o bien jugando en línea Batalla Naval, que es un juego (válgame la redundancia) donde colocas tus barquitos de forma horizontal o vertical como prefieras en una matriz de cuadros, pero obvio el oponente no puede ver como los acomodaste, a continuación llevan a cabo una batalla uno a uno hasta que alguno de los dos le atine a cualquiera de los barquitos del oponente, si alguno le llega a pegar a un cuadro de la matriz donde se encuentre uno de tus barcos dobletea el turno hasta que deje de atinarle, en fin… este blog no es para enseñarles como jugarlo, porque ya hasta la película salió con Rihanna. Más bien se trata de que algunas veces siento que mi vida es una chistosa metáfora de aquel juego, donde los barquitos son los seres que más aprecio en la vida y por lo que siento que podría perder aquella batalla si llegaran a derribarlos por completo. Algunas veces han llegado a pegarle a alguno de ellos en uno sólo de sus cuadritos pero continúan el juego, algunos de los barcos son muy chiquitos y aunque es más difícil de atinarles una vez que lo hacen también es fácil derribarlos. Siento que he jugado con mucha suerte por mucho tiempo aquella batalla y en el correr de los años he visto como otros jugadores pierden piezas importante, yo estoy invicta y me aterra estar en aquella situación, cada vez quedan menos casillas y es más fácil atinarles y yo siento como tiemblan mis piernas, como me hago pis en los calzones del puro miedo que me da que suceda algo.
Pero bueno, bien dicen que no puedo pasarme la vida pensando en que voy a caer o en que algo malo suceda, porque desafortunadamente pasará y nada puedo hacer para evitarlo, de ésta vida no saldremos vivos, la cuestión es ¿cuándo? No sé, ¿a qué hora? Tampoco se, ¿a quién exactamente? Menos, lo único que sé es que “cuando te toca aunque te quites y cuando no aunque te pongas” seguiré sintiéndome afortunada de conservar a todos mis barquitos aunque unos ya tienen algunos ataques siguen a flote y mejor aprovecharlos al máximo.
Este mes es para todos aquellos que hayan perdido esa batalla naval, a quienes hayan perdido a una flota importante, está noche es para ti mi querido amigo Anibal… ¡Descansa en en paz!

“Dile a las estrellas ahora que eres eternidad, que te busquen un buen sitio una buena localidad” Tux di Filliato

“No hay muerte, sólo hay mudanza” Facundo Cabral

“Y borrará toda lágrima de los ojos y la muerte no será más, ni existirá ya mas lamentos ni clamor  ni dolor. Las cosas anteriores han pasado” Revelaciones 21:4



3 de diciembre de 2014

Me mordió una verdadera coralillo parte II

No sobreviví a  estos letales ataques, sin embargo renació una persona parecida físicamente a mí pero completamente diferente en pensamientos y filosofía de vida con los recuerdos de aquella inocente y tonta persona pero con muchos cambios frecuentes según las situaciones, desgraciadamente en éste sistema es letal ser bondadoso y noble. Con el tiempo he aprendido a hacerle caso a mis instintos, ya no se vale a “no creo que pase” “tal vez no suceda” “es mi imaginación” “a mi no me pasará” y aunque también es importante no hacer suposiciones para no hacer historias fantásticas llenas de falsedades, es bueno, saber leer las señales y conjuntarlas con un enfrentamiento sin tapujos, sin miramientos y sin complejos para evitar las mentiras y las indirectas.

La serpiente no merecía una muerte, pero a decir verdad, me aleje con miedo de ella y le guarde rencor, según pasaron las semanas, comprendí que similar a aquel cuento del alacrán quién le pidiera a una rana su voto de confianza para ayudarlo a cruzar un caudaloso río, prometiéndole que no la picaría por el bien de ambos, pero a mitad del camino este artrópodo actuó a traición y termino ensartándole su aguijón al anfibio haciendo que ambos se ahogaran. No era porque el alacrán creyera que se iba a salvar, él sabía perfectamente que moriría si hacia esto, simplemente no pudo evitar su naturaleza, del mismo modo pasaba con la serpiente, sólo atendía el llamado de su natural forma de cazar presas. Pero eso no significa que me alejé por completo sino que tomé mis precauciones para acercarme a dicha víbora, además que su veneno el cual aún yace en el cuerpo frío de una persona diferente me enseño una valiosa lección, que tiene sus pros y sus contras: “sólo se vive una vez” (YOLO) … aprovéchalo. Voy a vivir toda mi vida con ese veneno en mi cuerpo así como me ha pasado todos estos años con el veneno de la cascabel, y sólo de mi depende que mañana no aparezca una cobra y haga lo mismo, pues ¿Cuántos venenos tendría o sería capaz de aguantar mi cuerpo? ¿A cuántos más los expondría? En este proceso de quererme, debo cuidar de mí, cuidar mi alma preservar mi cuerpo, y haría que el mundo conspirara para no volver a envenenar mi alma, aunque esto implique que tal vez sea la persona más cambiada del mundo.

A lo mejor algunos podrán ver a una persona insensible y con cambios malos, otros podrán decir, que es la única forma de sobrevivir, SIENDO CABRON, yo creo que todos están equivocados, pero sólo es mi creencia. No me adelanto a decir que voy a ser sólo yo y nadie más que yo, sino que el día en que me retorcí de dolor por el veneno, entendí que no me la quiero vivir llorando toda mi vida, pues hay cosas maravillosas que experimentar, hay cosas tan sencillas que me pueden hacer más feliz, y esto sin dañar a nadie. Podrías decir, “yo te quiero, tú me importas y por eso sufro al verte así” entonces, te contestaría; gracias enormemente me siento halagada pero, Dios, te dio una persona a quién cuidar y a quien proteger, y ese eres tú mismo, y no hago las cosas por morirme, porque sin hacer nada me muero todos los días. Así que, aunque suene trillado, hay que vivir la vida al máximo, porque de todos modos no vamos a salir vivos de ella…


¿Quieres hablar de mi conducta? ¿De mi forma extraña de ser?, entonces supongo que lo estoy haciendo bien, pues mi vida te parece aún más interesante que la tuya, ¡adelante! Eso me anima a seguir el camino, a lanzarme de un paracaídas, a bucear en un barco hundido, escalar un volcán, probar tacos de gusanos y embriagarme con mezcal ó aguardiente, a fumar mota, o a comer hongos, a tener el mejor orgasmo de mi vida, y gritarlo a los cuatro vientos, a plasmar con tinta una idea en mi cuerpo, y a tener el cabello con mi color favorito, a raparme, liberar oxitocinas al correr, al reír, abrazar, cantar o bailar, a probar todo si se me antoja la regalada gana…  ¿quieres decir que intento ser rebelde por probarlo? ¿Me haré borracha, drogadicta o sexópata? Las muestras gratis de los perfumes en el centro son sólo probaditas, y es exacto lo que busco, ¿no te parece? Entonces qué pena, igual lo haré…

16 de noviembre de 2014

Así es esto de las enchiladas verdes

Realmente no sé quién chingaos les dijo a los hombres que a las mujeres nos gusta cierto aspecto a la hora de la intimidad o porque razón a todos les gusta hacer los mismos movimientos, no lo sé, yo creo que deberían hacer una junta anual, un simposium un congreso con participación de ponencias y carteles (aunque tal vez ya existe y yo ni enterada), en donde se explique detalladamente que cosas están de más o con que cosas nos dejan con la cara de ¿what? ¿Es en serio?

Y bueno realmente no hablo por exceso de experiencia, pero ya saben, hablamos entre nosotras y cuando se nos quita la pena y nos atrevemos a decirlo, descubrimos situaciones similares, cosas como:

“y luego se le ocurrió hacer esto” “y me morí de la pena cuando hizo aquello” “nunca pensé que se le ocurriera hacerlo”

Sinceramente no entiendo porque lo hacen, es que tal vez uno de ellos hizo alguna de estas rareces, fue y se lo contó a otro diciéndole que a la mujer le gusto y este último se lo dijo a otro y así se esparció el chisme que dio la vuelta al mundo y las mujeres por nuestra parte, sin el valor de decirle, “¿qué chingaos haces?” y así fue como se originaron el principio de todas las cosas raras de habitación … pero lo peor del asunto es que en algunas ocasiones pasa de lo raro a lo doloroso, a lo no tan lindo o a lo “eso no se come”… al ¡ay!

Como dije yo no soy experta en esto, y tampoco hablo por todas la mujeres, porque es bien sabido que en gustos se rompen géneros, pero para aquellas de las normalitas, de las que les gusta las relaciones vainilla como dice Christian Grey (de cincuenta sombras de Grey), esas relaciones “normales” que van desde las relaciones llamadas amor, o casual pero que no por eso se debe quitar lo placentero, a esas relaciones me refiero, y es por eso, que les diré algunas cosas recopiladas de mi poca experiencia y de las de mis amigas, conocidas, aparecidas y de más…

1. Esto lo leí en un correo, pero no ha quedado claro aún para los hombres… “las nenas” no son para sintonizar la radio, y menos para pellizcarlas, apretarlas cual de una mamografía se tratara. O sea, ¿qué les pasa? Jálense los pelos púbicos a ver que siente, igual de doloroso es para nosotras… o en mi caso, eso no me gusta

2. Nalgadas… para ser sincera eso no duele la mayoría de las veces, o al menos no con la emoción de momento, pero siempre me quedo pensando “ni que fuera caballo y me estuvieran arreando”… es raro

3. El sonado beso negro, yo creo que si me quedaría anonadada, perpleja si alguien en su sano juicio me hiciera eso

4. Sí, las orejas son estimulantes, pero hasta el punto de quererte sacar el cerumen… ja ja!! Ya existen los hisopos

5. Sabemos que en el sexo oral les gusta que el pene entre lo más que pueda en la boca, pero hagamos un experimento, métanse el dedo medio hasta lo más profundo de su garganta… exacto, este es el movimiento universal para hacerte vomitar, entre más profundo lleves el dedo más rápido apetece el vómito, ahora aumente el grosor de su dedo unas 10 o hasta 20 veces… espero que haya quedado bien claro el punto. No es que no queramos, pero hay personas que aunque tengan el gusto, no pueden evitar tener esa sensación o por lo menos que te lloren los ojitos, pero véanlo por el lado amable, posiblemente es porque estás muy bien dotado. Y siempre siempre pregúntenle o adviértanle a su pareja si ya va a ser hora de eyacular, no se vale que lo hagan sin su previo permiso

6. Si quieres hacer una posición acá bien extrema, considera la condición de ambos, aceptémoslo, hay cosas que pasan en las películas que requieren que por lo menos vayas al gym tres veces por semana

7. El mentado sexo anal… no no no… para las relaciones vainillas, ¡no!, a algunas personas hasta llega a causarles dolor, incomodidad, o inclusive no llegan a sentir nada de placer, pero entiendo que algunas mujeres no se la pasen mal y quieran darle el gusto a su pareja, porque al parecer alguien les dijo a los hombres que no se lo pueden perder, y sé que hay los casos de mujeres a las que les encanta, la verdad, desconozco que es lo que sientan ellos, pero de una cosa estoy segura, si lo van a hacer, procuren que sea la última activad o la última posición que hagan, y no se les ocurra caballeros luego que les hagan sexo oral, o sea, piensen en la nutella que se les pudo haber embarrado por ahí, porque sin lugar a dudas ese es un orificio de salida… no de entrada, así que aguas

8. Otra cosa que deben saber después del sexo, caballeros, es que una vez terminada la sesión, o una vez que se vayan a levantar de la cama o del lugar donde lo efectuaron y vayan a seguir con sus actividades diarias, chicos, recojan las evidencias de la guerra, no se vale que dejen los condones o los sobrecitos de los condones tirados por todas partes (si es que los usan). Sean caballeros levántense, enróllenlo en papel higiénico y tírenlo al bote de basura, no a la taza del baño, nadie quiere encontrarse con uno en la playa, porque es ahí a donde van a parar los desechos, de los lugares costeros

9. Chupetones. El momento intimo por eso se llama íntimo, y aunque hay personas a las que les gusta ser exhibicionistas a otras no, y en las relaciones vainillas la gran mayoría prefiere ser discreto, así que no hay necesidad de que todo mundo se entere de que tuviste sexo, además que ya no están en secundaria para dejar marcas de guerra, por favor ¡eviten dejar hematomas!


10. “¿Con quién te gusto más?” es una pésima pregunta a la hora de la hora, arruinan completamente el momento, así que no se sorprendan si les damos una respuesta rápida de lo que quieren oír sólo para no arruinarlo más, pero que quede claro que no tiene por qué ser la verdad

Esta historia continuará...

1 de septiembre de 2014

Me mordió una verdadera coralillo

Hace ya muchos años que he tratado con serpientes, me costó mucho pero mucho trabajo aprender a manipularlas. Ya pasaron 10 años cuando me mordió mi primer serpiente verdaderamente venenosa. Aquella era una víbora de cascabel (Crotalus simus) y fue una mordedura de muerte, me dio en la yugular, como todos saben, tiene un característico especial que es el cascabel, en aquel entonces tenía 15 años y podía confiar en que los animales silvestres tenían algo así como un alma y que se podía estar en paz con ellos, tal fue mi sorpresa, que le di cabida a mi vida como hubiera hecho con cualquiera que si hubiera tenido un alma. Había pertenecido a la familia por muchos años y en aquel tiempo jamás había dejado ver sus colmillos móviles y eso me dio mucha confianza.



Una noche de año nuevo, se acercó tanto de manera muy amistosa (claro esas eran las señales que yo interpretaba que daba el cascabel pero muy pronto aprendería una sabia lección) que en una vuelta inoculo su veneno en mi cuello. Era una herida mortal, difícilmente con mi corta edad saldría de aquel ataque, pero con las pocas fuerzas que me quedaban me refugie. Deben saber que una serpiente de cascabel tiene el tipo de veneno crotálico, y por ende el dolor que causa esta mordedura ofídica es inmediato e invasivo, la herida suele sangrar mucho, los párpados se te caen como si ya no tuviera sentido la vida, sufres de estrabismo, de ceguera, te quedas muda pues también hay parálisis en la lengua, es un veneno que llega a ser de nivel neurológico, sistémico y local. Realmente mortal ese inche veneno.

Tardaron un año los mejores medico en curarme está herida, pero el verdadero dolor fue desapareciendo después de aquel tiempo en el hospital. Veía a los animales silvestre con miedo desde aquel entonces y les tenía un pavor enorme, pero el tiempo me enseño que iba a tratar con ellos toda mi vida, (sobretodo con las serpientes pues las encontraría en la escuela, en los parques, en los hospitales y hasta en la iglesia) y que tal vez volvería a sufrir otra mordedura con el tiempo, pero entonces ya estaría preparada.

Cuan fue mi sorpresa que después de esos 10 desastrosos años, de prepararme de estudiar, de observar movimientos cautelosos de estás víboras, de afrontar mordeduras de culebras sin glándula de Duvernoy´s (que es la glándula del veneno que en algunas está conectada con el colmillo), de pequeñas boas queriéndome constreñir, pero con todo eso me he topado con otra que tal vez es más canija que la primera mordedura.

Esta vez sabía sobre el cascabel, un buen indicio de que debe uno alejarse, pero ahora me sorprendió el mimetismo con la que llego está pequeña coralillo (Micrurus laticollaris), pues no llega a medir más allá de 115 cm. Sabía que no todas las que parecían coralillo eran venenosas, pero estaba confiada  que su mordedura era tan pequeña e improbable que me aventure a sostenerla, hice amistad con ella, y envolvió en mi cuello, pero nada pudo hacer con aquella pequeña boca, al manipularla en mi mano y después que se mofará de mis dedos chuecos mordió uno de ellos. No sentí nada, no pasó nada, no sangro, al principio me saco de onda pero vi que entonces no era venenosa. Y es que comparándola con la cascabel, pensaba que sufriría los mismos síntomas. Pero yo ignoraba que el tipo de veneno era diferente y posiblemente más peligroso. 



El veneno era de tipo micrúrico, donde  se inocula de manera subcutánea, el dolor es leve y solo ves un ligero edema, pero actúa de manera silencioso, y hace creer a las víctimas que podría tratarse de una falsa coralillo, o una mordedura seca (que son aquellas donde no inoculan veneno aunque lo tenga) pero después de un par de horas, cuando deje a la serpiente y contenta con su gran amistad, después de estar sola en mi habitación, empecé a sentir un hormigueo en la mano y un adormecimiento, también sentí un cansancio un sueño profundo y supe que era el veneno actuando, después de esto vendría la parálisis en los músculos de la respiración.
No me rendiría...


16 de mayo de 2014

¡Ah qué fácil!


“Creo que todo sería más fácil, si yo no viviera”, todos y me refiero a TODOS, en algún momento de nuestras vidas, en definitiva hemos pronunciado estás frase aunque sea en lo más oscuro de nuestro perversos pensamientos. Nadie con uso de conciencia está salvo de haberlo siquiera pensado una vez. Y no te atrevas a decirme que tú no lo has hecho, porque claro que lo has dicho, ha sido como una fiebre infecciosa que se cuela por pequeños senderos intocables, pero que al final te ha infectado.

  Lo pensamos, porque tal vez si no existiéramos, no tendríamos que pagar cuentas, cumplir con un objetivo, lastimar a una persona, enfrentarse a un escándalo, un abatimiento, una perdida, tal vez por el simple hecho de no existir no tendríamos tristeza, la vida de algún ser humano, como la familia, el amigo o la pareja sería más absurdamente sencilla. Quizás mi madre ya no tendrían que sufrir económicamente por mí; o no tendría que terminar una carrera, o pagar estúpidas  cuentas. Cualquiera que sea la maldita razón que nos postra en este estúpido pensamiento, parece ser que sería el camino más sencillo para muchos.

  Claro que hay todo tipo de caso, se encuentra por ejemplo el argumento más valiente, que sólo fantasea una vez, y sabe que sólo alguien  sin nada que hacer, ni ánimos de dar una batalla piensa eso, es decir, son palabras de los perdedores. Así que se levanta, borra esas ideas y continúa con su vida, y quizás prometiéndose nunca más volver a creerlo. Éste resulta ser por lo general el caso de las madres de familia que aunque, les quitaría un peso enorme no existir, saben que muchas personas a las que ellas aman aún más que su propia vida, dependen de su presencia tanto física como anímicamente, pero también podría suceder que es el caso de muchos que no sean padres.

  Otro particular caso, es de los que constantemente lo piensan, pero siempre salen adelante, es decir tienden a creerlo, pero saben que así es la vida y que no queda más que continuar viviendo patéticamente en ella, hay temporadas buenas y temporadas no tan buenas, que simplemente tienen que pasar. Así que lo piensan cinco segundos, tal vez más (siempre es más), y continúan, quizás dentro de una semana o dos, o quizás dentro de un mes, un año reincidan en el pensamiento; pero tarde o temprano lo volverán a creer, porque es un detestable circulo vicioso.

  Y por supuesto, se encentra el caso que constantemente lo piensa, lo cree, y tal vez hasta lo valora, puede que hasta lo diga en voz alta, lo susurre a otras personas, y obviamente esté ya es un caso de depresión, para lo que te pido te trates con un experto en el tema.

  Ah qué carajo!…no es que todo sería más fácil si no existiera, es simplemente que nos gusta el hecho de apagarnos y no saber más sobre los supuestos “problemas”… no está mal decirlo, a muchos nos espanta, lo que está mal es no desahogarnos, creer que no lo creemos, atemorizarnos por escucharlo, eso sí está mal, esto está jodidamente mal… sí, en definitiva… todo sería más fácil, pero también todo sería más fácil incluso sencillo, si ahorráramos a tiempo, si termináramos nuestras tareas con antelación, si hiciéramos el extra que no nos piden en el trabajo, si diéramos el extra que no se merecen los hijos, los padres, la pareja, y hasta el perro. Todo sería más fácil si a pesar de hacer todo eso, no esperáramos nada a cambio… te lo aseguro, todo sería absurdamente fácil.

30 de octubre de 2013

Las bubis

Sí, hoy hablaré de esa parte de nuestro cuerpo que todos ven en las mujeres, ya sea que sobresalgan o no... porque si tienes mucho "se ven obscenas", si casi no tienes "mira que plana ésta" y si están en termino medio y bien arregladitas "casi me sacan un ojo"



Ya sea que tengas en exceso y te quieras quitar, carezcas de ellas y te quieras poner, o te encuentres en lo normal y aún así te quieras poner ¬¬, los senos, pechos, bubis, nenas, gemelas, tetas etc... son esa parte sensuales de nosotras que muchas veces pueden recibir adulaciones u ofensas, ya sean de manera decente ó vulgar. A decir verdad en estos tiempo ya no sé si son adulaciones.



Hace poquito tiempo, salí de fiesta y quise producirme un poco más en mi vestimenta así que me puse una blusa que generalmente me la pongo con otra más abajo porque está ligeramente más escotada, pero está vez dije... ¿por qué no? Ya en la fiesta se me acercó un tipo que tal vez, sólo tal vez no me simpatiza mucho... ¡¡ok no me simpatiza nada!! está persona me dijo de manera textual: "discúlpame que te lo diga, ¡pero que hermosos senos tienes, me es imposible dejar de mirarlos!" realmente me costo trabajo procesar la información, porque se escuchaba muy decente lo que había dicho, ¿qué debía responder? "¡gracias!"  no sé, pero a la vez, me puse a pensar ¿¿pero por qué diablos me está viendo esa parte de mi cuerpo?? aunque inmediatamente después supuse que fue mi culpa por vestirme de tal modo, bien dicen que si no quieres que te falten al respeto, pues no des motivo para que lo hagan, sin embargo segundos después pensé más claro, y me dije: ching#$ madr$% yo me puedo vestir del modo que a mi dé mi regaladísima gana sin tener que escuchar a un tipo hablando de mis bubis... y si las quiere ver, ¡¡qué lo haga!! pero que no sea un cínico y por lo menos disimule (parecía que sus ojos se iban a desorbitar de su cuenca), que no tenga el descaro encima de todo de decírmelo en mi cara... grrrr!! después de eso agregó: "no sé que me incitan tus pechos" entonces tuve la mejor respuesta que haya tenido en mi vida para un tipo como él, "y dime... ¿qué te incita mi puño en tu cara?" 




Entonces ¿cuál es la mejor manera de adular a esas elevaciones del cuerpo? ¿cómo podría un chico, decir que las tienes bonitas sin llegar a ser vulgar? Pues realmente en gustos se rompen géneros, y en lo particular, a mi me gusta que por lo menos en la conquista no mencionen tal parte, tan fácil que es generalizar, "qué bonita te vez hoy" o "que bien luces" nosotras por default sabemos (si es que traemos escote) que se refieren a tal parte al descubierto, pero si de plano eres de esas personas que tienen escupir lo que siente, si eres parte del club de "mi pecho no es bodega" pues por lo menos no las voltees a ver una vez dicho la adulación y menos con cara de pervertido...



Hay tantos poetas que han escrito a esa parte hermosa de nuestra anatomía, de aquella que nos hace tan femeninas, y ellos han plasmado de una manera tan sutil, tan bella que les puede servir de ejemplo para saber como referirse a ellas sin llegar a lo vulgar, así que aquí se las dejo sólo denle clic a los títulos...


Me gustaría tenerte desnuda ahora . . .  Edel Juárez
20 poemas de amor y una canción desesperada . . . Pablo Neruda
Senos grandes y pequeños . . .  Boni
En esos pechos tuyos . . .  Halloran
Oda a tus senos . . .  Pepe Arias
Ser viento y agua . . .  Fernando Delgadillo